Cómo darse de alta como autónomo colaborador

Autónomo colaborador: qué saber al contratar a un familiar

¿No conoces la figura del autónomo colaborador? Ese es el tema que nos ocupa hoy en GesTron y a ti, si tienes un negocio y estás pensado en contratar a un familiar cercano, a un hijo o a tu cónyuge, esto te interesa y mucho.

Aunque existen diversas fórmulas en función del caso en concreto, ser autónomo colaborador se configura como una de las más comunes cuando incluimos en plantilla a un familiar. Sin embargo, para acogerse a esta modalidad  y a las bonificaciones aplicables, deben cumplirse una serie de requisitos.

Un autónomo colaborador es un familiar directo que depende económicamente, pertenece a la unidad familiar y está empleado en el negocio del  autónomo titular

En el post de hoy te hablaré del concepto que recoge ser autónomo colaborador, de los requisitos necesarios para acceder a dicha figura fiscal, las ventajas que trae consigo acogerse a la misma y de las respectivas obligaciones e impuestos tanto del autónomo colaborador, como del autónomo titular  que lo contrata.

Además, repasamos las excepciones para contratar a un hijo menor de 30 años en el régimen general, sin necesidad de que este tenga que darse de alta en el régimen de trabajadores por cuenta propia. Por supuesto, haremos especial hincapié en las novedades en torno a la figura del autónomo colaborador familiar en 2018. Ahora tienes más opciones en cuanto a contratación y bonificaciones.

Si prefieres no calentarte la cabeza y dejar todo esto junto al papeleo de tu empresa en manos de profesionales, ya sabes que mis colegas de Ayuda T Pymes estarán encantados de darte soluciones rápidas y eficientes con su servicio de asesoría fiscal, laboral y contable.

Ser autónomo colaborador 2018

La figura del autónomo colaborador se aplica cuando un trabajador por cuenta propia o autónomo contrata a familiares próximos, con relación de consanguinidad o parentesco de segundo grado, como mínimo, y que no desarrollen actividad por cuenta ajena adicionalmente.  

Requisitos autónomo colaborador

  • Trabajar para un autónomo titular de un negocio con el que se tenga un lazo cercano, siendo cónyuge (no parejas de hecho), hermano o hijo (incluido el caso de adopción), padre, madre, y, en definitiva, cualquier tipo de parentesco ascendente o descendente hasta segundo grado, este incluido. Por tanto, no podrán acogerse a la figura de autónomo colaborador sobrinos, tíos, primos, biznietos y demás.

Cómo darse de alta como autónomo colaborador

  • Ser mayor de 18 años
  • Pertenecer a la  unidad familiar y depender económicamente del titular del negocio. No se exige la convivencia como requisito indispensable.
  • Desarrollar actividad en el centro de empresa de forma continua, es decir, que no se trate de trabajos puntuales o esporádicos
  • No estar empleado como asalariado por cuenta ajena en el mismo negocio

En varias páginas encontraréis que se hace referencia a la imposibilidad de ser trabajador por cuenta ajena al estar de alta como autónomo colaborador. Nos pusimos en contacto con la Seguridad Social para aclarar el término, dado que lo que expone la Ley no resulta del todo claro «que no tengan la condición de asalariado«. Concluimos que no se puede ser autónomo colaborador y empleado por cuenta ajena en el Régimen General en una misma empresa, pero sí podemos ser autónomo familiar y trabajar como empleado de otro negocio. 🙂

Cabe  mencionar que la figura del autónomo colaborador no es sólo una opción viable, sino que, en algunos casos, como cuando estás casado y trabajas en el negocio cuyo titular es tu pareja, aunque no vivas con él/ella, en los que el alta autónomo colaborador es obligatoria.

Bonificaciones en la cuota autónomo colaborador

Como te comentaba antes, ser autónomo colaborador está sujeto a una serie de ventajas a nivel fiscal.

Ten muy en cuenta que para beneficiarte de esta bonificación deberás ser nuevo autónomo y que, por ende, tendrás que asegurarte de solicitarla en el momento de registrar el alta como trabajador por cuenta propia.

¿En qué consiste la bonificación en la cuota autónomo colaborador?

Pues mira, resulta que durante un período de 18 meses desde el momento del alta tu cuota como autónomo se reducirá un 50%. Esto es, que tu cuota mensual a pagar en la Seguridad Social oscilará en torno a los 134 euros

En adelante, los 6 meses posteriores tu cuota se  verá reducida un 25%, quedándose en 200,27 euros la cuota como autónomo colaborador, en lugar de los 267,03€ habituales (en función a las bases de cotización vigentes en 2016).

Nuevas bonificaciones a la contratación de familiares

La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo introdujo la posibilidad de que los trabajadores por cuenta propia pudieran contratar a familiares hasta segundo grado (cónyuge, padres, hijos, hermanos, abuelos, suegros, nietos, yernos y nueras), aplicando una bonificación del 100% sobre la cuota empresarial por contingencias comunes durante un año, cuando la contratación sea indefinida.

Estas no se verán afectadas por factores como el número o el perfil del familiar contratado. Es decir, antes sólo se podía contratar a jóvenes menores de 30 o un familiar menor de 45 años.

Para que se pueda acceder a esta opción, el trabajador no debe haber sido sujeto de procesos de contratación improcedentes en los 12 meses anteriores. Además, el acuerdo de trabajo debe prolongarse durante 6 meses exceptuando los siguientes casos:

  • El trabajador dimite
  • Causa de despido es procedente
  • Concurrencia de una incapacidad permanente total
  • Se concluye la realización de la obra o servicio

De cualquier modo, la posibilidad de contratación por esta vía queda sujeta a los criterios de la Seguridad Social. Si quieres que revisemos tu caso, no dudes en ponerte en contacto conmigo enviando un tlf de contacto a gestron@ayudatpymes.com 😉

¿Cómo darse de alta como autónomo colaborador?

Como te decía ser autónomo colaborador implica una serie de ventajas que van más allá de la bonificación en la cuota. En cuanto a los trámites para gestionar el alta como autónomo familiar, la cosa se simplifica dado que no será necesaria el registro en Hacienda, sino que basta con hacerlo en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).

¿Qué tienes que hacer? Bastará con presentar el modelo TA0521/2 en la Seguridad Social, es decir, del trámite específico de Solicitud de alta en el régimen especial de autónomos – Familiar colaborador del titular de la explotación.

Ve preparando:

  1. El libro de familia
  2. DNI
  3. Copia del alta en Hacienda del autónomo titular

Y ya está.

Cómo darse de alta como autónomo colaborador

Impuestos del autónomo colaborador: ventajas fiscales

Sorpresita. Si te das de alta como autónomo colaborador estarás automáticamente exento de obligaciones fiscales trimestrales, es decir, no tendrás que hacer presentaciones de impuestos trimestrales de IVA e IRPF.

Y es que aunque formas parte del régimen especial del RETA, en el plano fiscal tributas en las mismas condiciones que un asalariado o trabajador por cuenta ajena. Al percibir a través del autónomo titular tus ingresos en forma de salario, como autónomo colaborador declararás tus impuestos como rendimientos del trabajo, no como rendimientos de una actividad económica.

No olvidar que como trabajador por cuenta propia, el autónomo colaborador no accede al derecho al paro en las mismas condiciones que un asalariado, aunque puede acogerse al paro para autónomos una vez haya cotizado 12 meses en el RETA.

Obligaciones del autónomo titular ante el autónomo colaborador

Lo que te decía antes, el autónomo colaborador recibe sus ingresos en forma de salario a través del titular del negocio, por lo que este último quedará obligado a pagar el importe de la cuota del autónomo colaborador ante la Seguridad Social.

Como autónomo titular, ten en cuenta que el sueldo que reciba el autónomo colaborador debe quedar recogido en nómina y reflejar una cuantía en línea con la categoría y el convenio vigente que regule su actividad profesional.

El montante destinado a la cobertura de estas partidas deberá ser contabilizado como un gasto deducible de la empresa del titular a efectos de las declaraciones pertinentes como gasto adicional.

Excepciones al autónomo colaborador 

¿Puede un autónomo titular contratar a su cónyuge o familiares de primer o segundo grado como asalariados por cuenta ajena?

Pues sí. Dado el caso en el cual, por ejemplo, uno de los cónyuges trabaje por cuenta ajena y también pretenda currar en el negocio de su pareja, entonces el autónomo titular podría contratarlo también como asalariado y no como autónomo colaborador. En estos casos excepcionales, el autónomo titular tendrá que demostrar ante la Seguridad Social, de ser necesario, que la pareja o el  familiar de primer o segundo grado cumplen con  los requisitos de un asalariado (art. 12 LGSS).

La documentación a presentar sería el contrato laboral y la categoría profesional  a la que pertenece. Asimismo, el sueldo que recibe, la jornada laboral y acreditación de que no viven en el mismo domicilio, ni existe dependencia económica con el autónomo titular del negocio.

¿Puedo contratar a mi hijo en  régimen general?

como-darse-alta-autonomo-como-colaborador

Efectivamente. Si eres autónomo titular y tienes intención de ofrecer trabajo a tu hijo menor de 30 tienes ante ti dos alternativas: contratarlo como asalariado en el régimen general, o bien tramitar su alta autónomo colaborador.

Mencionar que si tu hijo cuenta con una discapacidad psíquica del 33% o más, o física del 65% como mínimo, aun teniendo más de 30 años, podrás optar a contratarlo como asalariado.

El hándicap de todo esto es que la cotización como asalariado de un hijo contratado en condición de asalariado, excluye la prestación por desempleo.

¿Cuánto tiempo tiene que estar de alta un autónomo colaborador familiar?

Es una pregunta que viene haciéndome de forma recurrente, así que lo aclaro. No hay límite de tiempo establecido para ser autónomo colaborador familiar, siempre y cuando se sigan cumpliendo los requisitos que te mencioné respecto a trabajar de forma continuada para el negocio de un autónomo titular, con el que se mantiene relación de consanguinidad o afinidad hasta grado dos inclusive.

Al final se trata de formar parte de la misma unidad familiar, para entendernos, y de que exista una relación de dependencia entre el autónomo titular y el autónomo colaborador.

Además, en caso de separación de hecho o divorcio, el cónyuge también perdería el derecho de acogerse a esta modalidad y dejaría de ser autónomo colaborador familiar.

Con respecto al primer punto del artículo, existen dudas sobre la necesidad de su mantenimiento. De hecho, en las últimas normativas no se especifica como requisito para ser autónomo colaborador. Sin embargo, la no especificación da lugar a un vacío legal que determina que sigue siendo aplicable, ya que las anteriores normas si que lo marcan como requisito.

Espero haber sido de ayuda. Si queda alguna duda ya sabes, como siempre, comenta ahí abajo 👇 e intentaré solventarla lo antes posible. 😉

Autónomo colaborador: qué saber al contratar a un familiar
4.4 / 5

230 COMENTARIOS

  • SOY AUTONOMA TENGO 62 AÑOS COTIZADOS 33
    PUEDE MI HERMANO DARME DE ALTA Y SER SOCIA COLABORADORA
    YA QUE MI NEGOCIO NO VA BIEN
    NO VIVO EN EL MISMO HOGAR
    DEPENDERIA ECONOMICA MENTE DE LO QUE EL ME PAGARA
    GRACIAAS

1 8 9 10 11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.