¡Elimina el estrés en 5 pasos!


¿Preparado para librarte de nuestro principal enemigo? Hace poco recibía la llamada de auxilio de uno de vosotros… sí sí, lo siento tenía que contarlo…, su enemigo se había vuelto asfixiante y no le permitía trabajar, entendí que se trataba de un enemigo en común, el estrés.

El estrés afecta a más del 25% de la población, y como entenderéis, no podía quedarme de brazos cruzados, yo, vuestro superhéroe!

Existen numerosos motivos por los que estresarse en el trabajo, y uno de ellos es el exceso de papeleo, si solo se trata de eso, tiene fácil solución, puedes llamar a Ayuda-T Pymes, pero si el motivo de tu estrés es otro… mejor sigue leyendo que yo me encargo.

Si sientes que la mañana no te ha cundido, si clientes y proveedores te persiguen en sueños, si el ambiente de trabajo es difícil, si estás leyendo esto… tranquilo, después de leer este artículo y ponerlo en práctica tendremos todo bajo control.

1. ACTITUD POSITIVA

Lo primero será buscar la fuente principal de nuestro estrés y ver si nuestra reacción es “normal” o estamos siendo un poco “exagerados”.

Sabemos por experiencia que nosotros, los superhéroes, sabemos dramatizar muy bien ¿no? No obstante, en cuestiones del estrés, tenemos que conseguir que el arranque sea positivo, distinguir entre los problemas graves y los problemillas del día a día.

Siendo optimista a diario comenzará a ser pan comido…¡No te imaginas el poder que tienen los pensamientos positivos en tu día a día!

Cambia frases sin actitud por ACTITUD:

estres

Y por último y no menos importante, ¡NO TE AUTO-JUZGUES!

2. COMUNÍCATE

Si ya tenemos identificada la fuente de nuestro estrés es hora de que pongamos al día a nuestro supervisor, no hay problema, ¡no muerde! Comienza tranquilamente, expón todos los factores que has localizado que te provocan estrés. Entre ambos encontrareis la solución.

El plan B, comunícate con tus compañeros, quizás alguno haya pasado por una solución similar, o quizás sea un problema que afecte a toda la organización.

3. ORGANÍZATE

Siempre llega nuestro “típico” cliente/proveedor dispuesto a desbaratarnos el plan del día, con lo bien organizadito que nos había quedado en nuestra agenda…

¡Tranquilo! A partir de ahora le haremos un hueco en nuestro calendario.

Coge papel y lápiz, y después del café, tomate tu tiempo en anotar todas las tareas que tienes para la jornada de hoy según orden de importancia. A medida que vayas terminando, táchalas de la lista, nos dará buena sensación saber que avanzamos.

Ah! No olvides el hueco del cliente/proveedor pesado… esta vez lo estaremos esperando con los brazos abiertos.

4. ESTABLECE LIMITES

Vivimos digitalizados, es fácil sentirse angustiado ya que es fácil que nos localicen en horas laborales o no. Establece límites entre trabajo y vida personal. No  abras el email desde casa y desconecta el móvil cuando te toque descansar.

desconectar-estres

Da la impresión que con tantos medios estamos disponibles las 24h, pero ¡NO! Nuestras horas laborales siguen siendo las mismas.

La desconexión es fundamental, nuestra mente la necesita para trabajar.

Tu cuerpo, tus amigos, familiares y yo… te lo agradeceremos.

Y si con estas técnicas aún sigue el enemigo al ataque… te dejamos la última, LA INFALIBLE!!

5. ¡RESPIRA!

Intenta relajar tu mente y concéntrate en tu respiración. Inspira profundamente hinchando el vientre, la caja torácica y haz que los hombros suban al  mismo tiempo, después de expirar lentamente por la boca. Imagina que inspiras energía y calma y que expulsas tensiones y pensamientos negativos.

Bueno, después de respirar, ya está, ya lo tenemos, que de trabajo me ahorraré después de que sigáis las instrucciones de este post… todo bajo control.

Y recuerda que al final, el viernes siempre llega. ¿Te apetece compartir que técnicas empleas? ¡Estoy deseando saberlas!

 

 

 

 

¡Elimina el estrés en 5 pasos!
Rate this post

3 comentarios

  • Marta

    8 mayo, 2016

    Últimamente sufro mucho estrés tengo mucha ansiedad y me dan taquicardias… Estoy tan tranquila y pumm me da de repente!! Pero he aprendido a controlarlo tengo mis tres trucos que nunca me fallan!! Lo primero comerme un chicle me reduce mucho la ansiedad, tambien darme un baño muy calentito me baja las pulsaciones y me relaja mucho me quita esa presión en el pecho tan incómoda!! Y por último y super importante la respiración gracias a ella bajo mis pulsaciones muy rapido controlando la inhalación y expulsión del aire desde la tripa es muy efectivo!!

    • GesTron

      9 mayo, 2016

      Muchas gracias por compartirlo con todos! Estoy seguro que será de gran ayuda 🙂

  • Eduardo Gonzalez de Noda

    3 marzo, 2016

    El articulo muy bueno