¿Un empresario debe pagar impuestos por sus beneficios?


En las fechas que estamos supongo que tú como empresario ya estarás pensando en cómo ha ido tu negocio a lo largo del año anterior, si ha tenido beneficios, gastos, etc. Para salir de dudas… ¿Qué debemos hacer?

Deberemos tener en cuenta los ingresos generados durante los últimos 12 meses, menos todos los gastos del mismo, para saber los beneficios que has obtenidos durante el 2015, así, si tus ingresos han sido superiores a tus gastos estás de suerte, eso solo significa una cosa ¡tu negocio marcha bien!, si por el contrario te haces un poco de lío con todo esto y necesitas ayuda, ¡no te preocupes! sabes que puedes contar con mi asesoría favorita, Ayuda-T Pymes, ellos estarán encantados de recibirte (tu diles que vas de mi parte, ya verás que bien te atienden).

Bueno hasta ahí todo claro, pero…  ¿ahora qué? ¿qué debo tener en cuenta a partir de este momento? ¿debo pagar impuestos por los beneficios obtenidos durante el último año?.

Si quieres conocer los puntos claves que debes saber, sigue leyendo… ¡Ah! y esta vez intenta llegar hasta el final, que hay sorpresa.

Empecemos por el principio, ¿qué pasó el año pasado?

Criptonita para el papeleo de tu negocio

El Libro Secreto de Gestron

* Acepto las condiciones del aviso legal.

El año pasado tuve pérdidas, ¿afecta en algo a mi beneficio actual?

Esto es algo que diferencia a una sociedad de un autónomo. Mientras que para los autónomos los ejercicios fiscales (normalmente años naturales) son anuales e independientes unos de otros, para las sociedades no, ya que los resultados que obtienen éstas afectan al ejercicio siguiente. Así, si un autónomo termina el año con pérdidas, en enero empieza a contar desde cero. En cambio, en una sociedad, esas pérdidas se pueden compensar con beneficios futuros.

Te pongo un ejemplo muy simple: si tu empresa ha obtenido beneficios por importe de 5.000 euros pero tienes pérdidas de ejercicios anteriores por importe de 5.000 euros o más, tu resultado en este ejercicio será de cero euros y no tendrás que tributar por él. Si, por ejemplo, estas pérdidas acumuladas en ejercicios anteriores hubieran sido por un importe de 4.000 euros, solo tendrías que tributar por la diferencia, es decir, por 1.000 euros.

Las pérdidas las puedes ir acumulando hasta 18 años en los que podrás seguir compensándolas con beneficios de ejercicios futuros.

…Pero, ¿yo no he obtenido pérdidas en años anteriores? ¿Qué pasaría? Sigue leyendo y sabrás lo que te espera.

¿Qué hago ahora con los beneficios obtenidos en el último año?

Llega el momento de hacer el reparto. Sí, debes decidir en qué repartir ese beneficio en los tres primeros meses desde el cierre del ejercicio. ¿Las posibilidades? Aquí te dejo las más comunes:

Qué-hacer-con-los-beneficios-1

Y ahora lo más importante, ¿qué impuestos tengo que pagar por estos beneficios?

Bueno, en España, no existe un porcentaje fijo a pagar sobre tus beneficios, sino que depende de tu empresa y sus características. Además, para 2015 y 2016 van a ser distintos, por lo que te dejo este cuadro para que te encuadres en tu porcentaje y puedas comparar los porcentajes como han ido cambiando de 2014 a 2016:

Impuestos-que-hay-que-pagar-beneficios

Efectivamente, como puedes comprobar, las grandes empresas como Inditex van a tener el mismo porcentaje que la tuya a partir de este año, independientemente de la cifra de negocios que haya tenido ese año, un 25% sobre los beneficios obtenidos.

“Bueno, ya está pagado y repartido, ya terminamos por fin” No, aún no queda un pasito más…
modelo-202-beneficios-768x694

El inesperado modelo 202

“¡¿Tengo que pagar más impuestos?!” Bueno, no es del todo un “impuesto” es más bien un pago a cuenta, ¿te suena a chino? Un pago a cuenta no es más que una “hucha” creada por Hacienda, es decir, vas adelantando unos importes a cuenta del impuesto de sociedades que presentarás el año que viene.

La forma más habitual de calcularlo (a groso modo) sería calculándole el 18% a lo que has tenido que pagar en el impuesto de sociedades, lo que se conoce como cuota íntegra. Este 18% lo tienes que pagar tres veces:

  • Primer pago: del 1 al 20 de octubre (conocido como 2P)
  • Segundo pago: del 1 al 20 de diciembre (conocido como 3P)
  • Tercer pago: del 1 al 20 de abril (conocido como 1P)

Estos pagos que haces de forma anticipada podrás descontarlo de lo que tengas que pagar el año que viene en el próximo impuesto sobre sociedades o, si no te sale a pagar, pedir su devolución a Hacienda. En post posteriores te explicaré de forma más detallada este modelo.

Después de todo lo explicado tendrás una gran duda: ¿de todo esto tengo que estar atento año tras año? La respuesta rotunda es NO. Para eso estoy aquí. Si quieres que yo me encargue de todo, solo tienes que decírmelo o entrar en Ayuda-T Pymes, la gestoría líder en España.

Espero que te haya sido de utilidad y haber resuelto algunas cuestiones, si por el contrario te han surgido más dudas, no pasa nada, pregúntame sin miedo que para eso estoy 😀

 

 

¿Un empresario debe pagar impuestos por sus beneficios?
4 (80%) 1 vote

2 comentarios

  • Carmen

    25 abril, 2016

    Una vez pagados los impuestos (25%) de los beneficios en el IS. ¿El beneficio neto resultante deberá incluirse en el IRPF individual de los 2 socios (matrimonio) trabajadores al 50% como ingreso mobiliario?
    Si es que sí, ¿qué ventaja impositiva tiene la SL respecto a ser autónomos?

    • GesTron

      25 abril, 2016

      Buenas tardes Carmen,

      sólo en caso de que se reparta el beneficio entre los socios tributaria. Como ventaja te diría que el impuesto de sociedades, de manera general, tributa en un 25% pero en el IRPF tributaría por tramos. Por ejemplo hasta un beneficio de 20.000€ anuales te convendría más ser autónomo ya que sólo tributarías una vez.

      Saludos 🙂