¿Hay un máximo o un nivel de ingresos mínimos para ser autónomo?

¿Hay ingresos mínimos para ser autónomo? | Facturar sin ser autónomo

¿Ingresos mínimos para ser autónomo? ¿Si no supero el SMI puedo facturar sin darme de alta como autónomo? ¿Controlas el criterio de habitualidad? Porque este es la respuesta a todas las dudas anteriores. Hoy abordamos el tema en GesTron con la ayuda, como siempre, de nuestros colegas de Ayuda T.

Imagina que tienes la oportunidad de realizar un par de proyectos durante un mes o a lo largo de varios meses por los que cobrarás unos 500 pavos, por ejemplo.

Quizás estás empezando a vender cosas online, por ebay, Instagram, Amazon o cualquier otra plataforma y, aunque tienes ingresos, estás lejos de tener beneficio, estos no son constantes o tal vez no supongan un  importe significativo ni que de lejos te permita ganarte la vida por sí solo.

Lo que ocurre es que hay un montón de dudas cuando hablamos de ingresos mínimos para ser autónomo. ¿Cuánto se puede facturar sin estar de alta ni tener noticias de Hacienda y la Seguridad Social?  Siempre es lo mismo, podéis leerlo en muchas de las consultas que recibo en el blog.

-50% 1er mes | OFERTA LANZAMIENTO TARIFA PLANAAlta autónomos GRATIS + servicio asesoría desde 12'5€

¿Existe un importe de ingresos mínimos para ser autónomo?

Ya sea por el mero hecho de emprender, por la falta de oportunidades laborales en el contexto de crisis (infinita) en el que vivimos la mayoría o por la necesidad de (o porque te da la gana) generar ingresos extra, la cuestión es que desarrollar actividad laboral por cuenta propia es una opción que está ahí y va ganando adeptos.

El problema es que, a menudo, los ingresos no son demasiado elevados, incluso ínfimos e irregulares. Total, que si a penas sirven para seguir tirando, menos para plantearse cubrir los costes fijos que implican darse de alta como autónomo. Es decir, la cuota de autónomo que, siempre que escojas la base mínima de cotización, no va a bajar de 270 euros en este 2017.

Es cierto que existen bonificaciones y que en enero de 2018 entra en vigor la extensión de la tarifa plana a 50 euros durante un año. Esto implica que durante 12 meses te descuentan el 80% de lo que pagarías con la cuota de autónomo regular. Los descuentos se van aplicando por tramos y van decreciendo en función avanza el periodo de vigencia de la tarifa plana.

Tarifa plana de autónomos: todo lo que debes saber

Hay que tener en cuenta que como trabajadores todos tenemos la obligación de cotizar. Si un negocio no genera beneficios suficientes para cubrir esta cotización cuando desarrollamos actividad de forma habitual, tendremos que replantearnos la idea de negocio o implementar nuevos procesos que incrementen la rentabilidad del mismo para, al menos, tener cubiertas una serie de garantías y prestaciones sociales como la jubilación, sanidad, etc.

También es cierto que no hay articuladas alternativas eficientes para desarrollar trabajos de forma complementaria, de acuerdo con la normativa y quedándose uno tranquilo respecto a si está quebrantando o no la ley y si tendrá que pagar las consecuencias.

-50% 1er mes | OFERTA LANZAMIENTO TARIFA PLANAAlta autónomos GRATIS + servicio asesoría desde 12'5€

Lagunas normativas: el concepto de habitualidad, los ingresos mínimos para ser autónomo por debajo del SMI y la jurisprudencia

¿Cuál es el máximo que puedo ganar sin tener que darme de alta como autónomo?

En la normativa vigente no se establece un mínimo o un máximo de ingresos que nos permita desarrollar actividad por nuestra cuenta sin cotizar en la Seguridad Social.

De acuerdo con el artículo 2 del Decreto 2530/1970, se entiende como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas.

Es cierto que existen precedentes de jurisprudencia por la que se interpreta el artículo anterior del citado Decreto, excluyendo a ciertos casos del  alta y cotización en el RETA.

El punto de partida de todo este embrollo y la aplicación de jurisprudencia se sitúa en la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 29 de octubre del 97, en el que se articula que el nivel de ingresos generados es apto para determinar si existe o no habitualidad en el desarrollo de actividad por cuenta propia.  Específicamente, esta sentencia establece que el trabajo no es habitual cuando, a falta de otras pruebas, la retribución no supere el umbral del salario mínimo interprofesional.

El asunto acabó llegando al Tribunal Supremo, emitiendo una sentencia por la que se establece el límite de ingresos mínimos para ser autónomo en el SMI anual. Así, se supone que si en un año no ganas más de 9.080,40, no tienes que cursar alta en el RETA.

Eso sí, no todo el monte es orégano. Igual que existen precedentes similares al caso anterior, también se aplican sanciones y penalizaciones a la peña que no cursa alta en el RETA trabajando de forma habitual, aún no generando ingresos superiores al SMI.

En realidad es el criterio de habitualidad en el trabajo el que determina si estaremos o no obligados a cursar alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Es decir, si tu actividad no supone un trabajo puntual y esporádico, interpretando la ley de forma ortodoxa, estaríamos obligados a pagar la cuota de autónomo.

Siempre que se trabaje de forma continua hay que tramitar el alta si quieres curarte de espanto. En este punto es cuando se crea la movida. La ley establece el criterio “habitualidad” de forma muy ambigua, sin especificar periodos de tiempo concretos y dando lugar a confusión.

La Ley de Autónomos plantea la revisión del criterio de habitualidad

A día de hoy no se determina nada al respecto. Eso sí, la Proposición de Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo que se remitió al Senado en su día ya hacía mención expresa al criterio de habitualidad y a las condiciones en las que este obliga a cursar alta en el RETA.

El tema aún sigue pendiente y la necesidad de revisión es recalcada y exigida por parte de las distintas voces y organizaciones representantes del colectivo. El gobierno se pronuncia admitiendo la urgencia en la regulación las ambigüedades que condicionan el concepto de habitualidad. A esperas de ver lo que ocurre finalmente con este tema, revisamos casos concretos que nos suelen llegar preguntando sobre el nivel de ingresos mínimos para ser autónomo y la obligatoriedad para cursar el alta.

Voy a hacer uno o varios trabajos puntuales, no supero el SMI pero me piden factura

Trabajos puntuales o esporádicos

Cuando trabajas por tu cuenta y realizas un trabajo esporádico de cualquier tipo, la factura es obligatoria emitirla sí o sí. Para ello y que no nos caiga sanción (además casi seguro), se debe tramitar el alta en Hacienda a través del modelo 036 o 037. Este trámite no supone ningún coste.

Eso sí, siempre ten en cuenta todo lo que te he explicado antes. Ya depende de ti evaluar si sólo debes darte de alta en Hacienda o también en el RETA. Ojo cuando se trata de tu actividad principal, aunque no superes “los ingresos mínimos para ser autónomo”. Dependiendo de la interpretación que le otorgue la Inspección de Trabajo en función a los criterios de habitualidad, actividad principal o complementaria, podrás tener o no malas noticias.

Eso sí, aunque no estés registrado como autónomo, tendrás que aplicar el IVA y retenciones de IRPF correspondiente a tu factura. Además estarás sujeto a las mismas obligaciones fiscales que un autónomo frente a Hacienda. En cuanto a declaraciones trimestrales, aunque sólo desarrolles un trabajo concreto, si está dentro de un trimestre, debes declararlo.

Criptonita para el papeleo de tu negocio

El Libro Secreto de Gestron

* Acepto las condiciones del aviso legal.

 Negocio con ingresos estacionales con local o centro de explotación

Aunque vendas de forma estacional y aglutines tus ingresos en ciertas épocas del año, si tienes un establecimiento abierto al público se considera tu actividad como habitual. Aunque no superes el SMI en ingresos, debes darte de alta para cotizar. Lo bueno es que puedes darte de alta y baja hasta tres veces en un mismo año en periodos de menos actividad. Es una de las novedades de la nueva Ley de Autónomos.

Conferencias o actividades relacionadas con mi trabajo por cuenta ajena

Si desarrollas actividades como conferencias, ponencias, cursos, coloquios y demás, sobre temática relacionadas con tu trabajo habitual, estos cuentan como rendimientos del trabajo y no tienes ni que emitir factura. No lo digo yo, lo dice el artículo 17.2.c) del IRPF. Con que firmes un recibo, con la correspondiente retención del IRPF (15%), suficiente.

Eso sí, según el siguiente artículo del IRPF, el 17.3, si desarrollas este tipo de actividad las acciones formativas si por tu cuenta, empleando medios y recursos propios, se considerarán como rendimientos de actividades económicas y tendrás que facturar y darte de alta como autónomo si es algo habitual.

Avon llama (o Mary Kay, o cualquier empresa que implique vender productos a puerta fría)

Desde cosmética a productos de limpieza, pasando por seguros y aspiradoras. Los vendedores a puerta fría, aunque se trate de revender entre conocidos y familiares productos o servicios adquiridos a otras empresas, si se desarrolla habitualmente, aunque no superes el SMI, tendrás que gestionar tu alta como autónomo.

¿Te ha quedado alguna duda sobre los supuestos “ingresos mínimos para ser autónomo”, el criterio de “habitualidad” y demás? Comenta ahí abajo y te contestaré lo antes posible. 😉

¿Hay un máximo o un nivel de ingresos mínimos para ser autónomo?
2.6 (52.73%) 11 votes

2 comentarios

  • Lorena

    1 diciembre, 2017

    No me ha quedado ninguna duda, pero eres un máquina gestron.

    • GesTron

      4 diciembre, 2017

      Gracias por alegrarme la mañana. Espero que te haya sido útil. 🙂
      Un abrazo Lorena!