Los 10 errores que ningún autónomo debe cometer

Errores de los autónomos

El margen de error de un autónomo es muy pequeño. Mientras que como empleado por cuenta ajena habitualmente tienes menor poder de decisión y lo que haces “influye menos” en la empresa, como autónomo cada decisión puede suponer un cambio drástico en tu día a día.

Eres tu jefe y decides qué rumbo lleva tu barco, tanto para bien como para mal. Por lo tanto, un error puede acabar costándote muy, muy caro.

¿Te gustaría saber cuáles son los errores que nunca debes cometer? Te los detallo a continuación y te espero al final del artículo para discutir y ampliar esta lista.

Asesoría para autónomosDespídete del papeleo desde 9,99€/mes

1. No saber decir que no

El autónomo medio tiene una tendencia obsesiva a decir que sí a todo. Da igual que entre un cliente queriendo pagar menos, que lo quiera todo en 2 días, que te pida las famosas “ayuditas de 5 minutos” o que te haga desplazarte hasta su local para ver “un detallito”. Por desgracia, casi siempre se dice que sí.

Hay que aprender a decir que no. El “no” te da poder de negociación, libertad y una capacidad para ordenar y elegir los trabajos que quieres en el momento que quieres hacerlo.

No hay que ser inaccesible ni decir que no a todo, ya que si lo haces a ver de qué vas a comer. Pero tampoco puedes estar aceptando cada trabajo que entra por la puerta, ya que muchos de ellos no te reportarán casi nada de beneficio si lo piensas de verdad.

2. Creerte que puedes hacerlo todo solo

El autónomo no puede ser un “hombre orquesta”. Ingreses más o menos, salvo que estés empezando y no te quede otra, no puedes llevar a cabo tú solo todas las acciones que necesita tu negocio. Si lo haces, gastarás todo tu tiempo en acciones improductivas que no te dejarán crecer y conseguir un mayor volumen de clientes.

Delega trabajo y tareas repetitivas que no aportan nada a tu día a día. Por ejemplo, la empresa en la que trabajo (Ayuda-T Pymes) es un claro ejemplo de delegar. ¿Qué te aporta a ti estar contabilizando facturas, preparando las declaraciones trimestrales y revisando cada dos por tres los cambios fiscales? Nada.

La solución es delegar esa parte. Al final estarás pagando 50 € por un servicio que es más una inversión que un coste. ¿Por qué? Porque liberarás horas de tu día a día que podrás emplear en trabajar y generar más de esos 50 € que gastas.

3. Depender de un cliente

Hay que tener mucho cuidado, sobre todo si eres TRADE o autónomo económicamente dependiente, de depender de una sola empresa o cliente. Realmente, la figura del TRADE no tiene mucho sentido, ya que si solo trabajas para un cliente… ¿qué sentido tiene que seas autónomo?

De hecho, en nuestro paquete de 13 medidas para autónomos que sugerimos nosotros y asociaciones como ATA u OPA una de las peticiones es que el TRADE pase al régimen de trabajo por cuenta ajena.

Depender de un solo cliente te hará ser un falso autónomo. Además, ¿qué harás si ese cliente desaparece? Busca diferentes vías de ingresos y diversifica, nunca dependas tan solo de una.

4. Intentar ser el más barato

Es habitual que cuando comienzas como autónomo tengas unos precios reducidos. Si nadie te conoce y acabas de empezar a trabajar, tendrás que ganarte la reputación para poder subir posteriormente tus precios. Pero tienes que hacerlo, ya que en caso contrario estarás viviendo para pagar costes.

Analiza cuáles son los precios de la competencia y cuáles son sus costes y, en función de ese pequeño estudio, fija tus propios precios. A veces es mejor subir un poco el precio con respecto al resto y ofrecer algunos servicios extra que a ti te cuesten muy poco tiempo pero que al cliente le reporten una gran satisfacción.

Por ejemplo, si un diseñador ofrece un clásico servicio de diseño de logotipo puede añadir otras características como un manual de uso corporativo. Es algo que al diseñador le restará algo de tiempo, pero no demasiado, y que en cambio el cliente valorará como un servicio extra por el que merece pagar.

Asesoría para autónomosDespídete del papeleo desde 9,99€/mes

5. No formarte

Trabajar, trabajar y trabajar sin parar. ¿Y dónde dejas la formación? ¿Crees que con un curso, un grado o un módulo es suficiente para mantenerte al día? Te aseguro ya que no.

Hay sectores que evolucionan más lentos que otros, pero todos los relacionados con Internet y nuevas tecnologías funcionan al día. Y muchísimos nuevos autónomos españoles forman parte de ese grupo.

Si estás actualizado, no solo darás un mejor servicio, sino que también podrás aumentar tus precios o tardar menos en hacer tu trabajo. Imagina que aprendes a utilizar una nueva herramienta en un curso y que con ella ahorras un 25% del tiempo que empleabas en tu trabajo. Sí, habrás gastado X en el curso, pero a largo plazo habrás generado un beneficio mucho mayor con ese 25% del tiempo.

6. No planificar tu día a día

La productividad personal debe ser el compañero de cualquier autónomo. Si no estás organizado perderás muchísimo tiempo en tareas inútiles, tardarás el doble en hacerlo todo y no podrás aprovechar de verdad el tiempo.

Algo tan simple como tener un calendario, un pequeño sistema de productividad propio y saber centrarse en cada tarea por separado te ayudará a hacer más en menos tiempo. Si quieres saber más sobre cómo mejorar tu productividad en tu vida como autónomo, lee este artículo.

7. No cuidar a tus clientes

¿Sabes quiénes son las personas que tienen más probabilidades de comprarte o contratar tus servicios? Aquellas que ya te conozcan y hayan trabajado contigo antes. Es una persona que te conoce, que ya sabe cómo trabajas y que, si lo has hecho bien, habrá quedado contenta contigo.

Mantén el contacto con tus antiguos clientes, envía correos o llámalos de vez en cuando para ver qué tal les va y muéstrate como alguien que se interesa por ellos. Es un pequeño detalle que puede tener grandes consecuencias, ya que no solo podrías “provocar” que esa persona te contratara otra vez, sino que también conseguirás que te recomiende a otros y siempre te tenga en mente.

8. No tener horarios

El autónomo no es una máquina de vending. No puedes trabajar 24/7/365, ya que así solo conseguirás que tarde o temprano te satures e incluso acabes por no poder ni trabajar con tanto estrés.

Ponte horarios, controla las horas que trabajas cada día y deja espacio para lo demás. De hecho, es recomendable que intentes organizarte para liberarte algún día de trabajar y eso lo podrás conseguir si tienes un horario.

No puedes estar un día trabajando de 8:00 a 18:00, otro día de 17:00 a 22:00 y otro día de 11:00 a 20:00. Tienes que encontrar tus horas productivas y aquellas que cuadran con el resto de tu vida. Sí, habrá días que puedes modificar tu horario, pero no siempre.

9. No buscar colaboraciones

El resto de autónomos no son tus enemigos. Incluso tu propia competencia no tiene por qué serlo. Por ejemplo, imagina que eres un autónomo que acaba de comenzar y que vas a un evento en el que conoces a varios profesionales establecidos de tu sector.

Entablas una buena relación con uno de ellos, le gusta tu forma de trabajar y de pronto… te llama para delegar algo de trabajo que quiere derivar en otra persona. ¿Ya no lo ves como competencia verdad?

Colaborar con otros, trabajar codo con codo e intentar unir fuerzas acaba por sumar más que por restar.

10. No tener presencia online

Hoy en día no importa el tipo de servicio o negocio que prestes: tienes que estar en Internet. No hace falta que tengas una web preciosa y que haga mil cosas, de hecho puede que ni necesites esa web.

Por ejemplo, si tienes una tienda local deberías hacer SEO local y estar en Google Maps. Con esta simple acción aparecerías en el mapa de Google de tu ciudad y cada vez que alguien busque algo de tu sector en tu zona tú serás el primero en aparecer.

Aun así, siempre es conveniente tener una web con datos de contacto y en la que se expliquen los diferentes servicios o productos que ofreces. Cada vez cuesta más desplazarse y el mundo se hace más digital, por lo que cuantas menos dificultades pongas para saber qué es lo que haces mejor que mejor.

¿Qué errores añadirías a la lista?

Hasta aquí los que para mí son los 10 peores errores que un autónomo puede cometer y que forman parte de mi curso sobre cómo hacerte autónomo en una semana.

¿Has cometido o cometes alguno de estos errores? ¿Cuál añadirías a la lista? Comenta con tu experiencia y vamos a descubrir más errores para evitar cometerlos.

Libros para emprendedores

Descarga GRATIS el Manual de supervivencia para autónomos: ser autónomo y no morir en el intento

Es un manual que te ayuda en tus primeros pasos como emprendedor, siguiendo este enlace podrás Descarga GRATIS el libro para emprendedores.

Los 10 errores que ningún autónomo debe cometer
5 (100%) 1 vote

9 comentarios

  • Aitor Ruiz

    14 septiembre, 2015

    Muy buen artículo, lectura totalmente recomendable, no cabe duda. Yo añadiría (aunque no es un error, si no un tip), el valorar la posibilidad de asociarse a una cooperativa de trabajadores asociados, puede ser una solución temporal para aquellas personas que no tienen conocimientos sobre autónomos y quieren evitarse los “papeleos” iniciales.

    Yo empiezo mi andadura como autónomo este mes y debo decir que el punto 6 no lo había tenido en cuenta pero muchas personas me lo han recomendado, así que es hora de organizarse una lista de tareas 🙂

    • GesTron

      15 septiembre, 2015

      Hola Aitor,

      Es un buen consejo asociarse a una cooperativa de facturación para comenzar, aunque no lo recomendaría a largo plazo.

      Para planificar el día a día te recomiendo utilizar alguna de las herramientas de productividad que tienes en este post -> http://gestron.es/40-herramientas-y-programas-gratuitos-para-autonomos-y-pymes/. Yo personalmente uso Trello, que me encanta, aunque Basecamp también está muy bien.

      Un saludo y muchas gracias por comentar 🙂

  • Jonatan

    14 septiembre, 2015

    No controlar lo que gastan. Tan importante es fijar tus precios u honorarios, como saber lo que se gasta. Hay autónomos que se pasan el día comiendo en bares/restaurantes y pidiendo el ticket para deducirlo en su contabilidad. A final de año te fijas en que has tenido más gasto en dietas que en todos los gastos generales juntos (lo he visto) y no se controla. Además de ésto, es conveniente buscar proveedores que ofrezcan los productos que necesitas a un precio razonable, y no pagar un poco más por tenerlo todo centralizado en un proveedor. Esas son las ideas que añadiría.

    • GesTron

      15 septiembre, 2015

      Hola Jonatan,

      Totalmente de acuerdo contigo. Hay veces que con el ansia de “deducirlo todo” acabas añadiendo gastos innecesarios y tirando dinero a la basura.

      Sobre la búsqueda de proveedores a precios razonables opino lo mismo, aunque es normal que a veces si uno te da confianza lo contrates todo con ellos.

      Un saludo y muchas gracias por comentar 🙂

  • Libelula

    11 septiembre, 2015

    Yo lo q peor llevo es la contabilidad,no me llega.

    • GesTron

      14 septiembre, 2015

      Hola Libelula,

      ¿Con la contabilidad te refieres a la gestión o la cantidad de dinero que entra?

      Un saludo

  • Jose Miguel Heras Hospital

    8 septiembre, 2015

    Me saca de quicio el autonomo que para valorar su trabajo, no hace mas que desprestigiar a los demas.

    • GesTron

      9 septiembre, 2015

      Hola José Miguel,

      Totalmente de acuerdo contigo. Para valorar tu trabajo no hay que desprestigiar el de nadie.

      Un saludo