Marketing Digital para el pequeño negocio: No digas que no te lo advertí

Cómo hacer un plan de marketing digital para mi empresa | Pymes y autónomos

¿Conoces la importancia del marketing digital en una pyme? Más allá de su concepción de cara a desarrollar una estrategia que nos permita vender por internet, el marketing digital se configura como una herramienta esencial en el contexto actual de un pequeño negocio.

Marketing Digital en la Pyme Española

Y no, no estoy exagerando. Los estudios al respecto arrojan datos que apoyan esta afirmación. Según el informe anual EstudioPYME correspondiente al periodo 2016, los empresarios que dedican como mínimo un 40% de su tiempo al desarrollo de acciones de marketing digital y ventas, experimentan un incremento en su facturación un 60% más rápido, llegando a marcar los beneficios diferencias de hasta un 200%.

La buena noticia es que parece que, al parecer, la pyme española está concienciándose poco a poco de la importancia de dar pasos hacia la transformación online. La clave está en superar el concepto de vender por internet como fin último en la puesta en marcha de una estrategia de marketing digital, orientándolo como uno de los pilares fundamentales en la generación y posicionamiento de marca y la creación e interactuación de públicos que se interesan y tienden a involucrarse con nosotros y nuestro contenido.

En este sentido, el informe de QDQ media mantiene que alrededor del 90% de las pymes españolas considera que el contacto con el cliente debe ser el objetivo clave de sus estrategias de marketing digital y presencia online. Además, un 98% de los encuestados afirma que contar con una página web es fundamental para cualquier negocio.

Desde GesTron y Ayuda-T Pymes somos muy conscientes de la importancia de gestionar una estrategia de marketing digital eficiente a la hora de proyectar la actividad de un pequeño negocio.  Siendo una asesoría online, sabemos de lo que hablamos.

Cada vez más las exigencias de los consumidores, la evolución en nuestro estilo de vida y en la forma en la que consumimos, exigen esfuerzos por parte de las empresas. Sobre todo cuando se trata de un pequeño negocio, pyme o autónomo, hoy día es imperativo encontrar nuevos caminos a través de los cuales ponérselo fácil a nuestros públicos, generar valor añadido y conseguir construir y posicionar una marca de calidad frente a la competencia.

Invertir recursos suficientes e implementar una estrategia de marketing digital puede suponer un incremento en beneficios de hasta un 200%

Efectivamente, desde el punto de vista del consumidor a la hora de buscar información sobre un producto nacional, durante 2016,  que se pretende adquirir el 71,1% lo hace a través de buscadores como Google, frente al 20,5% que va directamente al site web corporativo de la empresa que lo suministra. ¿Qué implica esto?

Las pymes deben desarrollar estrategias de marketing digital eficaces y, a menudo, complejas, aportando respuestas a diversas necesidades

Las pymes deben desarrollar estrategias de marketing digital complejas que abarquen desde la gestión de su presencia en plataformas sociales tales como Facebook, Twitter, Instagram, Printerest o Linkedin; hasta la creación de una página web que optimice la experiencia de usuario, poniéndoselo fácil al cliente potencial que accede a la misma y haciendo su experiencia en nuestro sitio lo más agradable posible.

Por supuesto, todo esto también trae de la mano la aplicación de acciones de SEO (posicionamiento de nuestra empresa y producto en buscadores como Google), SEM (inversión de posicionamiento de pago y publicidad online en diferentes soportes digitales), así como el desarrollo de estrategias de calidad en torno a la creación de contenido que interese a los públicos con los que pretendemos interactuar.

Pues bien, una vez repasadas algunas cifras y los básicos del marketing digital para una pyme o pequeño negocio en general, ¿qué te parece si repasamos los errores fundamentales que cometemos a la hora de implementar nuestras acciones de marketing online?

Cómo hacer un plan de marketing digital para mi empresa 

De manera recurrente, sobre todo entre empresas con poca experiencia en el plano del marketing digital, no apreciamos la diferencia esencial entre QUÉ queremos conseguir, es decir, la estrategia online de nuestro pequeño negocio; y cómo vamos a alcanzar dicho objetivo, es decir, la táctica que impliquemos en ello.

Aunque pueda parecer algo sencillo y una estupidez, es muy recomendable determinar primero estos dos aspectos antes de tirarse de cabeza a crear cuentas en redes sociales, crear cualquier tipo de página web con una estructura y funciones elegidas a lo loco, y un larguísimo etc.

Sobre todo porque cuando hablamos de pequeñas y medianas empresas los recursos disponibles, tanto a nivel de capital como de tiempo, son muy limitados y, normalmente, sale más caro a todos los niveles reparar chapuzas hechas mal y pronto que hacerlas en condiciones desde el principio, aunque tardemos un poco más en ponerlas en marcha.

Como pyme o autónomo, a la hora de desarrollar tu estrategia de marketing digital céntrate en tu QUÉ: ¿Qué quiero conseguir? ¿Cuál va a ser mi estrategia online?

Pues bien, quizás, antes de empezar a hacer nada e invertir en acciones concretas sería interesante determinar:

  • Cuál es el público objetivo al que me interesa llegar
  • La visión que pretendo ofrecer de mi personalidad corporativa y de lo que hago u ofrezco
  • Cuáles son las áreas clave en las que debo invertir en función al tipo de público y a la naturaleza del negocio
  • ¿Qué se está haciendo? Tanto la competencia directa como posibles oportunidades aun no aplicadas en mi sector (referencias internacionales, lo que hacen otras empresa similares en países distintos, etc.). Siempre al loro.

Criptonita para el papeleo de tu negocio

El Libro Secreto de Gestron

* Acepto las condiciones del aviso legal.

Integración de estrategia de marketing digital y la estrategia comunicativa en general

La página web de tu negocio es uno de tus activos más importantes. Debes tener claro cristalino qué pretendes conseguir principalmente para luego decidir qué tipo de estructura asignarle, qué pauta de contenido desarrollar, etc.

Además, cuanto más avanzamos en la carrera hacia la transformación online, más se integra el marketing digital con el marketing en sí. Es decir, se abarca toda la disciplina, de nuevo, como una única entidad que debemos coordinar y poner en marcha acciones coherentes, dentro del contexto que nos marcan los fines que hemos determinado.

Un ejemplo de ello. Si buscamos incrementar el número de ventas y pensamos en el hecho de vender por internet como una herramienta de apoyo, la estrategia de marketing en general iría en torno al aumento de ventas cerradas. Respecto a la acción de marketing digital en  premisa que marcamos, iría el diseño de nuestra web: Poner a disposición de los usuarios vías por las cuales solicitar información sobre nuestro producto y crear credibilidad sobre nuestra marca, facilitando así terminar una posible venta.

¿Cómo? Creando un chat que permita solventar las dudas en tiempo real, poniendo un formulario en el que puedan hacértelas llegar junto a sus datos de contacto, poniendo en la página principal de tu página web un vídeo corporativo que genere seguridad en torno a quién es tu empresa y qué hace tu producto o servicio, etc.

Una estrategia de marketing digital es mucho más que tener una página web y redes sociales

De hecho una página web, aunque un activo importante, es sólo una parte del todo. El marketing digital de calidad está integrado por un conjunto amplio de diferentes elementos, los cuales conducen al negocio hacia un fin común.

El primer paso de tu estrategia de marketing online es tener clara la monetización de tus activos, es decir, cuánto valen en función de los beneficios que generan en tu negocio

Una de las premisas a la hora de desarrollar una estrategia de marketing digital con éxito sería tener muy claro que debes monetizar y aplicar analítica a las acciones que llevas a cabo. Esto es necesario para medir los resultados y discernir si, en función de los objetivos establecidos, estoy consiguiendo lo que quiero con los recursos y tácticas llevadas a cabo.

No te rayes y déjalo en manos de profesionalesDespreocúpate de todo papeleo de tu negocio

¿Cómo? ROI en el marketing online

El ROI es una forma sencilla de determinar el nivel de retorno que está teniendo una inversión desempeñada en tu estrategia de marketing digital. Te ayudará a saber si merece la pena seguir en la misma línea o si es necesario cambiar de rumbo en términos monetarios. Tenerlo en cuenta te ayudará a optimizar y trabajar las diferentes acciones. Más información sobre el ROI, qué es y como calcularlo aquí.

Si aportas valor en tus acciones, es más probable que logres vender

En un punto en el que la gente está saturada de recibir impactos publicitarios e información las 24 horas del día a través de la tele, el móvil y por todas partes, la diferenciación a la hora de desarrollar una estrategia de comunicación comercial online es muy importante para tu pequeño negocio. ¿Cómo hago esto?

  1. Branding: Habla sobre tu marca, de quien eres y lo que haces y busca formas guays para hacerlo. Recuerda que para ti es la caña porque es tuya, pero con tus clientes potenciales tendrás que comerte más la cabeza. Como darle un potito a un niño que no quiere comer. Tú sabes que es bueno para él pero tienes que ponerte creativo para meterle la comida en la boca.
  2. Crea contenido interesante: Como te decía, tienes que saber qué necesitan tus usuarios en relación al ámbito en el que se inserta tu marca. Imagina que tienes un ecommerce de ropa. Quizás estaría guay crear un Instagram con posibles combinaciones de tu ropa para crear el mejor look o donde puedas compartir el proceso creativo y de producción de las prendas.
  3. Blogging: Tampoco estaría mal contar con un blog donde hables de la actualidad sobre los influencers del momento, desfiles, tendencias u otros temas que, aunque no estén directamente vinculados a la actividad de tu empresa, puedan favorecer el tráfico de personas integradas en tu público objetivo y, por ende, los contactos con tu marca. Por ejemplo, si el perfil son chicas jóvenes urbanas, quizás sería interesante hablar sobre grupos de música y conciertos, restaurantes o menús de moda, famosos. ¡Dale vueltas al coco!

Segmenta y especializa el tipo de contenido que desarrollas: No estás para todos los públicos, sino  para el tuyo en concreto

Quiero decir, no si pretendes quedarte en el montón, pero sí en el caso de que realmente quieras hacer algo con tu marca.

Con esta filosofía, en la que los clientes mandan; tu marca será percibida como un organismo activo e implicado con su público, por lo que este estará más receptivo a pasar de ser un cliente potencial a un consumidor tácito.

El contenido es la vía rápida para mostrar y aportar valor a tus clientes

¿Cómo saber si debo seguir invirtiendo en mi negocio?

El SEO y SEM en la estrategia de marketing digital de tu pyme

El mundo del posicionamiento orgánico y de pago en buscadores es amplio y complicado de cogerle el rollo. De hecho por eso existen perfiles profesionales dedicados a esa actividad. Como bien sabes, yo siempre abogo por dejarle los zapatos al zapatero. De todo modos entiendo que no siempre s posible y que, a veces, tenemos que intentar tapar nosotros el agujero en la suela para ir tirando.

Aclarando que esto no es lo más recomendable y que, a la larga, o te formas tú muy bien, cuentas con un equipo o externalizas con un profesional especializado, no podrás llevar a cabo una estrategia de marketing digital eficiente sin atender a estos dos ámbitos de forma adecuada.

SEM

En cuanto a SEM, una de las plataformas principales (aunque van surgiendo otras interesantes de las que podríamos hablar más adelante si os interesa) es Adwords.

Adwords, en resumen, es la plataforma de SEM de Google. Es decir, a través de ella los anunciantes optimizan la visibilidad de sus anuncios, aumentando la accesibilidad a los sitios web gracias al motor y al comportamiento de búsqueda. Esto es, el uso de ciertas palabras claves relacionadas con la actividad o naturaleza de un negocio, o con el público al que se dirige.

Volvamos al ejemplo de la tienda de ropa online. Las palabras clave de búsqueda podrían ser desde vestido vaporoso, hasta Dulceida (una influencer de moda muy conocida entre el público joven últimamente), que serán luego empleadas en los anuncios y que, además, podrás aprovechar incluyéndolas en la generación de contenido y en los textos de tu página web, blog y demás (SEO).

SEO

El SEO, por su parte, está muy relacionado con el SEM pero en principio, se trata de que cuando alguien busque un tema relacionado con tu empresa en Google, por ejemplo escribiendo: comprar vestido vaporoso, tu página web o marca aparezca entre los primeros resultados que arroje Google. En teoría se supone que sólo implica posicionamiento orgánico, no de pago como el SEM. La realidad es que la gestión del SEO obliga a realizar inversiones tanto en expertos como en otro tipo de acciones.

Cómo escribir un post que posicione sin saber de SEO

Como se trata de un tema bastante amplio, por hoy dejaremos aquí el post. En adelante desarrollaremos artículos donde hablemos de cómo gestionar estas herramientas dentro de la estrategia de marketing digital de una pyme. ¿Qué os parece?

Marketing Digital para el pequeño negocio: No digas que no te lo advertí
Rate this post

2 comentarios

  • Jorge

    5 abril, 2017

    Me parece excelente que escribáis sobre este tema porque la verdad es que Ayudatpymes está haciendo una estrategia de marketing muy buena (no para de salirme el fundador en youtube 😉 ). ¿Y si creáis una nueva división para dar servicios de marketing digital? Contrataría si el precio es razonable!

    • GesTron

      21 abril, 2017

      Jajajajajaja ¡Hola Jorge! Un placer saludarte 😉 Ya veo que te llega nuestro remarketing, espero que Alfredo no interrumpa muchas duchas con playlist molonas de YouTube. Tenemos un departamento de marketing interno pero de momento nos reservamos a nuestras chicas para uso propio, aunque es buena idea. Gracias por leer el blog y por tu comentario, ¡un saludo!