¿Qué necesito para montar una peluquería? En el post de hoy repasaremos las condiciones específicas vinculadas a este tipo de actividad, los trámites, inversión y todo el papeleo necesario para montar una peluquería como alternativa a la hora de emprender de forma viable.

Son varias las preguntas que de forma recurrente llegan a www.ayudatpymes.com  respecto, ¿qué herramientas necesito para montar una peluquería? ¿Se puede abrir un centro de estética sin tener estudios?  ¿Cómo puedo montar una peluquería en casa? A continuación intentaremos dar solución y aclarar todas estas dudas.

¿Qué debo tener especialmente en cuenta a la hora de montar una peluquería y hacerla viable?

La ubicación del local

El primer, que no único, elemento imprescindible a la hora de montar una peluquería es, obviamente, el establecimiento o local donde pretendemos desarrollar la actividad. De este modo, la dimensión e infraestructuras del mismo y, sobre todo, la ubicación y situación del enclave, serán fundamentales a la hora de determinar si tu proyecto será o no rentable.

De esta forma tendrás que valorar diferentes factores clave como que el lugar cuente con un acceso cómodo al tránsito peatonal, que no haya dificultad para estacionar en las inmediaciones del local, que las características de la zona o barrio a nivel social se adecuen a la naturaleza de nuestra oferta y negocio, por ejemplo, que el ticket medio de nuestro servicio se adapte a la capacidad adquisitiva de nuestro cliente objetivo y que éste se encuentre en la zona del establecimiento. En definitiva, es interesante que desarrolles en tu plan de negocio, previamente a montar una peluquería, un estudio demográfico para preveer tanto el interés de orientar tu oferta a ciertos públicos y no otros, como para conocer las características de nuestro target, la zona en la que se ubica y así determinar una localización óptima para tu negocio.

Asimismo, será un elemento imprescindible que la ubicación se localice en un área con gran afluencia de personas y, preferiblemente, en zona comercial donde prosperen negocios de diversa naturaleza, no competencia, con el fin de aprovechar la oportunidad de sinergias, acelerando el desarrollo de nuestra peluquería o centro de estética.

Una vez elijas la zona, asegúrate de que el local en cuestión cumpla los requisitos técnicos y estructurales para poder montar una peluquería, implementando todos los elementos corporativos necesarios para desarrollar tu estrategia y plan de negocio, así como el reconocimiento de la imagen de tu marca.

¿Qué debes tener en cuenta? Que las dimensiones, estructura del local  y distribución del espacio te permitan la explotación de la actividad, la potencia eléctrica del sistema, conductos de ventilación y normativa de accesibilidad.

Valora la normativa vigente en cuanto a la administración de locales comerciales ubicados en cascos antiguos o de alto valor arquitectónico. En resumen, asegúrate de que el establecimiento cumple con los requisitos técnicos y legales a nivel estatal, autonómico y municipal.

¿Se puede abrir una peluquería en casa? Sí ¿Y ser peluquero a domicilio? También

Existen otras opciones como montar una peluquería en casa, alternativa por las que algunos se decantan y que sólo recomiendo en el caso de que contemos con una zona independiente a  nuestro hogar y que presente condiciones favorables para su acondicionamiento, si es que pretendes invertir en tu negocio como un proyecto empresarial serio al que hacer crecer y con el que prosperar. Otra opción es la de hacerse peluquero a domicilio, algo perfectamente legítimo y que te ahorraría un montón de trámites e inversión en un establecimiento. En el siguiente apartado te hablo del papeleo que necesitarás si escoges ser peluquero a domicilio.

¿Qué papeleo tengo que gestionar para montar una peluquería?

Ahora viene lo que me gusta a mí, el papeleo.

Montar una peluquería

Desde un punto de vista jurídico y fiscal, a la hora de montar una peluquería y formar tu empresa de forma legal, las dos opciones más viables son tramitar tu alta de autónomos o bien constituirte como empresario a través de una sociedad limitada.

En el último caso la responsabilidad frente al negocio queda limitada al patrimonio del mismo y no tienes que responder con tu capital personal de las deudas del mismo. También existe una figura especial de nuevo autónomo con responsabilidad limitada que, aunque sigue poniendo en juego más que el hecho de ser socio de una S.L., limita el alcance de la misma a la hora de responder ante tu negocio en ciertos ámbitos. Por ejemplo, la vivienda habitual del empresario individual queda exenta frente a deudas contraídas con terceros, siempre que dichas obligaciones no tengan naturaleza tributaria.

Si decides ser peluquero a domicilio, recomiendo que te decantes por darte de alta de autónomos. Tan sólo tendrás que registrarte en Hacienda (formulario 037) y tramitar tu alta en la Seguridad Social (TA0521)  en el RETA y podrás empezar. De todas formas puedes hacer click en el enlace de antes, donde te indico todos los pasos a seguir para darte de alta de autónomos y cómo gestionarlo de forma rápida y facilísima.

Si no vas a ser peluquero a domicilio y tu local cuenta con menos de 300 metros cuadrados, entonces no necesitarás solicitar una licencia previa (PREVIA) de apertura para montar una peluquería. Te bastará con presentar un informe técnico junto a una declaración responsable en el ayuntamiento y al pago de las tasas municipales correspondientes.

Desde este punto ya puedes ponerte en marcha con tu negocio a espera de que los técnicos peritos del ayuntamiento le den el repaso a tu negocio, realicen las inspecciones pertinentes y expidan una licencia definitiva.

Recuerda que tendrás que tramitar un Plan de prevención de riesgos laborales y comunicar la apertura de tu centro de trabajo ante la institución correspondiente dentro de tu Comunidad Autónoma.

Quiero saber más¿Quieres que yo me encargue llevar el papeleo de tu peluquería?

Montar una peluquería de forma viable implica adaptarse a la transformación del sector

Un básico en la puesta en marcha de cualquier tipo de proyecto que pretenda ser medianamente rentable, tanto a la hora de montar una peluquería o cualquier otro tipo de actividad empresarial, es la implementación de un plan de negocio que permita determinar la esencia de nuestro proyecto, objetivos, recursos, plan estratégico, acciones tácticas y cualquier elemento fundamental a tener en cuenta.

Según los datos arrojados por los estudios más recientes del sector, en cuanto al tipo de negocio y a su perspectiva de supervivencia al primer año de actividad, observamos cómo en torno al 80% de las peluquerías franquicias superan el primer año mientras que en los negocios individuales el índice se localiza en torno al 20%.

¿Qué conclusión podemos sacar de ello? No es estrictamente necesario que te plantees franquiciar tu negocio para llevarlo a término, pero sí podemos tener en cuenta varios factores. El modelo de negocio que funciona ahora en torno al sector de la peluquería adopta cada vez más un cariz empresarial en detrimento de su tradicional naturaleza “artesanal”.

Al fin y al cabo, la optimización de procesos a través del cuidado de los detalles desde el prisma de la mercadotecnia, se hace primordial para la evolución del negocio a todos los niveles.

No cabe duda de que una de las causas principales de dicho éxito, junto a una administración eficiente, se corresponde a la mejor previsión y determinación del plan de negocio, incluyendo la percepción de nuevas tendencias y oportunidades para la empresa, el análisis del comportamiento de nuestros públicos y de la competencia, la consolidación de la gestión comunicativa como forma de generar marca y posicionarnos en el mercado, así como el establecimiento de un plan económico financiero.

Un planteamiento realista de la proyección de nuestro negocio y la determinación de unos parámetros o guías de acción junto a la calidad del servicio, reducirá la incertidumbre y las posibles desviaciones del plan de negocio en torno a la evolución de nuestro centro de estética, conformando así la mejor garantía de éxito. Lo ideal es valorar los principales riesgos de la actividad y las estrategias que pueden adoptarse de ser necesario.

Asesoría online

Bonus track: Consejos a la hora de montar una peluquería

Especificar del mercado al que nos dirigimos

Es recomendable orientar nuestra actividad a un público concreto, de forma que las acciones que llevemos a cabo de cara a las prestaciones del servicio prestado, las acciones que llevemos a cabo y el posicionamiento de nuestra marca, entre otros factores, sean lo más eficientes posibles.

Normalmente es más sencillo gestionar un negocio cuando nos dirigimos a un tipo de cliente específico, un target al que conozcamos bien o, incluso mejor, con el que nos identifiquemos. Así podrás adelantarte a sus necesidades y ellos sabrán dónde acudir si quieren recibir un servicio que se ajuste perfectamente a su estilo y expectativas.

El modelo de negocio que vamos a adoptar al montar una peluquería

Elige, por ejemplo, si vas a montar una peluquería estilo boutique, centrando tus esfuerzos en un tipo de público que busca especial calidad en el servicio y en la experiencia como usuario o, sin por el contrario, prefieres orientar tu centro hacia un modelo de negocio low cost donde el especial protagonista es el precio.

Además hay otros factores que deberás barajar, como la opción de montar una peluquería a través de una cadena de franquicias, por ejemplo, algo que limitaría tu control sobre las acciones del negocio, pero abarataría los costes de su puesta en marcha y funcionamiento.

De cualquier forma, es interesante que elabores un análisis DAFO en torno al contexto situacional de tu idea o modelo de negocio que facilite captar los aspectos positivos y negaivos del mismo y las oportunidades y amenazas que se presentan en su entorno.

¿Se puede abrir un centro de estética sin tener estudios?

Por supuesto. Deberás definir un equipo de trabajo y organización. Montar una peluquería o cualquier otro negocio está al alcance de cualquiera que esté dispuesto a invertir en un proyecto empresarial y cuente con los recursos necesarios.

Eso sí, tanto si decides incorporarte a una franquicia como si optas por empezar por cuenta propia como nuevo autónomo o sociedad, debes saber rodearte de buenos profesionales.

Diseña e implementa una estrategia eficiente de marketing y ventas

  • Asegúrate de controlar el ámbito digital, desde la perspectiva de la comunicación corporativa, ofrece una imagen de marca que siga una línea coherente y fiel a la personalidad de tu negocio en cada una de las acciones que lleves a cabo: imagen del local y de los empleados, mensajes que trasmitas a través de cualquier canal de comunicación…
  • Gestión activa y profesional de redes sociales, web, blog donde ofrezcas contenido e información de interés para tus clientes).
  • Ofrece wifi en tu local y formas de pago telemáticas.
  • Plantéate desarrollar una app para que tus clientes puedan contratar tus servicios desde cualquier sitio a cualquier hora, o acceder a información sobre tu negocio.
  • Aportar valor añadido es vital para asegurar que la presencia de tu marca en un mercado tan saturado y en el que, debes marcar la diferencia para atraer y fidelizar a tu clientela (un ejemplo es el hecho de contar wifi
  • Puedes diversificar tu oferta: Es interesante plantearte ofrecer una oferta integral que agregue servicios adicionales en torno al cuidado estético (depilación, venta de productos relacionados, masajes, presoterapia o lo que creas que mejor pueda adaptarse a las necesidades de tus clientes).

Montar una peluquería

Determina un plan financiero que prevea las necesidades de tu negocio durante los próximos 2/3 años

De hecho es recomendable que acudas a un profesional si no estás muy puesto en el tema. Cuanto más en serio te tomes cada una de las áreas de tu negocio y menos dejes al azar, más probable será que funcione.

¿Qué inversión puede requerir montar una peluquería?

Te aclaro que estos planteamientos son orientativos, ya que la cifra de inversión inicial dependerá de las necesidades y envergadura de tu proyecto empresarial. El coste de montar una peluquería irá en función del estado previo del local, de si pretendes desarrollar tu actividad en un establecimiento comercial, ubicar tu peluquería en casa o eliges decantarte por ser peluquero a domicilio, entre otros factores.

Analizando los datos del sector y las ofertas que presentan las cadenas de franquicias más representativas en España, vemos que, de hecho, el coste de constituir un negocio de este tipo puede ir desde unos 3.000 euros (al ser peluquero a domicilio), en torno a unos 7.500, emprendiendo con franquicias de peluquería low cost en un establecimiento pequeño o montando una peluquería pequeña, en adelante…

Basándonos en el nivel de inversión que barajan en el sector, podemos determinar que para un local de unos 100 metros cuadrados, el precio medio de montar una peluquería oscilaría entre:

  • Mobiliario, equipamiento y enseres: 25.000€
  • Adecuación y decoración del local (sin obra civil): 20.000 €
  • Obra civil (partida según estado del local y proyecto): 20.000€
  • Aplicaciones informáticas, equipos y sistemas de control: 3.000€

A esto habría que añadirle los gastos de marketing, publicidad, alquileres, suministros y servicios de terceros.

Montar una peluqueríaMontar una peluquería con franquicia, ¿sí o no?

Incorporarse a una de estas cadenas requiere, normalmente, de una inversión inicial que implica un canon de entrada, el pago de un royalty y un porcentaje de ventas en concepto de canon de publicidad.

A cambio, las cadenas conceden a sus franquiciados las licencias de uso de su tecnología, procedimientos y todo lo que implica el know how de una empresa, los elementos que constituyen la imagen de marca, ofrecen formación, asesoramiento y asistencia técnica continua, ayudan en la búsqueda y adecuación del local, participan en la selección del personal, etc. En definitiva, tanto si eres una sociedad o nuevo autónomo, asociarte con una cadena que cuenta con procedimientos y know how cuyo funcionamiento viene avalado por su trayectoria por su trayectoria en el mercado.

¿Las ventajas de montar una peluquería con una franquicia?

  • Modelo de negocio con relativa mayor garantía de viabilidad
  • Asistencia y asesoramiento
  • Disminución de riesgos y decisiones frente a proyectos independientes iniciados desde 0
  • Ahorro en costes, en función de la cadena franquiciadora
Guía para abrir una peluquería rentable y triunfar entre tijeras
5 (100%) 7 votes