¿Cómo vender mis productos o servicios en el extranjero?


Llega un momento en toda vida de un empresario en el que hay que plantearse un cambio. No podemos permanecer estáticos toda nuestra vida. Los gustos varían, los mercados cambian, aparecen nuevos competidores,… y el éxito de un negocio no es otro que el saber adaptarse a los nuevos tiempos.

 Si nuestro mercado actual está decayendo las opciones que tenemos son principalmente dos:

  • Lanzar nuevos servicios o productos a nuestros clientes actuales.
  • Conquistar nuevos mercados, es decir, utilizar nuestros productos o servicios actuales para comercializarlos en otros sitios.

Internet es un medio que ha conseguido romper las barreras físicas, tenemos la posibilidad de contactar fácilmente con cualquier persona del mundo, ¿por qué no aprovechar esa ventaja e internacionalizar nuestra empresa?. Podemos realizar ventas desde nuestra propia página web, sólo tenemos que adaptarla a nuestros nuevos clientes. ¿Por qué arriesgarse a vender en sólo un territorio? ¿por qué no vender en el extranjero? ¿estás decidido? Prepárate para aprovechar los recursos que ya tienes y empezar está nueva fase de expansión.

¡Recuerda! si necesitas asesoramiento o quieres crear un plan estratégico, mis amigos de Ayuda-T Pymes te pueden echar una mano siempre que lo necesites.expandir-vender-en-el-extranjero

 

Paso de complicarmeQuiero que un profesional me gestione el papeleo

Ventajas de vender en el extranjero

  1. Utilizamos nuestra experiencia en el sector para incrementar nuestras ventas. Ya conocemos nuestros costes, nuestro margen de beneficios y cómo controlarlo.
  2. Podemos usar nuestros recursos actuales: trabajadores, máquinas, etc. En principio no tenemos que hacer nuevas inversiones. Si todo va bien tendremos que incrementar los recursos para satisfacer la nueva demanda.
  3. Si ya tenemos una imagen consolidada podemos usarla para captar nuevos clientes extranjeros.
  4. Podemos utilizar Internet para empezar en nuevos mercados sin tener que estar físicamente allí.
  5. Tenemos la posibilidad de vender allí el exceso de mercancía que tengamos en el ámbito nacional.
  6. Reducimos el riesgo de vender en un solo mercado.

¡Está bien, me lanzo! Pero… ¿Cómo empiezo?

Lo primero que tenemos que ver es en qué mercado vamos a expandirnos. Hacer un estudio previo es importante para estar prevenidos de posibles adversidades que puedan surgir antes de empezar a vender en el extranjero.

Antes de tomar una decisión debemos tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales:

  • Requisitos legales. Es importante que veamos si hay que cumplir alguna normativa concreta por comercializar en ese país así como las especificaciones técnicas que debe reunir nuestro producto. Por ejemplo, muchas veces es obligatorio que el etiquetado venga en el idioma del país en el que va a venderse el producto.
  • Características del mercado.
    • Gustos del mercado ¿encaja nuestro producto?
    • Edad de nuestros clientes
    • Poder adquisitivo ¿vamos a vender el producto al mismo precio?
    • Estabilidad política del país
  • Competidores existentes
  • Piensa en los métodos de distribución. Sería conveniente que hicieras un estudio previo de cuánto te va a costar trasladar la mercancía hasta el cliente y de las opciones que tienes.
  • Busca alianzas. Es un buen momento para buscar alianzas estratégicas que faciliten la comercialización de tu producto o servicio. Por ejemplo, trata de llegar a acuerdos con las empresas de transporte o con empresas de publicidad.

vender-en-el-extranjero-internet-768x722

Hazlo desde casa. Utiliza tu web para exportar 

Utilizar Internet para internacionalizarnos es una de las mejores opciones que tenemos, ya que ahorramos los costes de establecernos físicamente allí (local, más personal,…) y eliminamos intermediarios. Antes de nada, es importante que revisemos nuestra web.

Ahí van algunas cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Has traducido la web a varios idiomas? es fundamental que la web esté en el idioma del cliente. Nadie va a comprar algo que no entiende.
  • ¿La pasarela de pago está disponible para operaciones internacionales? tendrás que comentarlo con tu banco antes de lanzar la nueva web. Pacta con ellos las nuevas comisiones para que no te coja desprevenido.
  • Optimiza tu web en buscadores internacionales. Puede que en España aparezcas de los primeros en los buscadores pero, ¿qué pasa con tus nuevos mercados?.
  • Los gastos de envíos internacionales deben ser conocidos por los compradores. Por lo que deberás incluirlos en tu web. Aprovecha y revisa que tienes todo traducido y adaptado en cuanto a condiciones de compra, sistemas de pago, devoluciones, etc.

Criptonita para el papeleo de tu negocio

El Libro Secreto de Gestron

* Acepto las condiciones del aviso legal.

No te olvides de los aspectos formales de la internacionalización

Internacionalizar tu empresa va a tener algunos efectos en tu forma de tributar y de emitir las facturas. ¡Pero no te agobies que es muy sencillo!.

a. Vender productos y/o servicios a países de la Unión Europea

La principal ventaja de vender a países europeos es que no hay aranceles ni tasas de importación. Además, el uso mayoritario de la moneda euro facilita mucho las relaciones comerciales y evita las pérdidas por cambio de divisas, es decir, no tienes que estar pendiente de si vas a ganar o perder por vender en un determinado momento.

Un aspecto que debes tener en cuenta es que si vamos a comenzar a realizar operaciones intracomunitarias debemos solicitar nuestra inscripción en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI). Se solicita a través de un modelo censal 036. Es probable que te llegue algún requerimiento de información o que acudan a visitarte. No te asustes. Tan solo quieren conocer qué operaciones vas a realizar. Si tienes alguna factura proforma, presupuesto o algún acuerdo comercial es importante que lo hagas constar ya que agilizará los trámites.

Recuerda que en tu factura debe aparecer que es una operación intracomunitaria si vendes bienes o servicios a empresas. Además, tendrás la obligación de presentar el modelo 349 donde se declaran todas las operaciones intracomunitarias.

b. Vender a países no comunitarios

Debes tener en cuenta que la exportación de bienes actualmente no está sujeta a IVA. No obstante esta mercancía pasará por la aduana del país correspondiente y le aplicarán las tasas y aranceles correspondientes.

Revisa si hay alguna normativa especial en cuanto a la exportación de mercancías en ese país. ¡Y por último! …recuerda que el cambio de divisas pude afectar a tu margen de beneficios.

¿Has visto lo fácil que es vender en el extranjero? Espero haberte ayudado a expandir tu negocio. ¿Ya has decidido a qué país lanzarte? Tanto si lo tienes claro como si no, ya sabes puedes ponerte en contacto conmigo siempre que quieras.

¿Cómo vender mis productos o servicios en el extranjero?
4.33 (86.67%) 3 votes