Seguro autónomos: todo de lo que debes enterarte

Hoy traigo un tema calentito: el rollo del seguro autónomo. Sí, un seguro de responsabilidad civil para autónomos, seguros por enfermedad, baja laboral, seguros de vida y tal y cual.

Pero como siempre, antes de abordar el tema y en la línea de servicios recomendables para emprendedores, si estás buscando la mejor asesoría para autónomos y quitarte de un plomazo todo el rollo del papeleo, en Ayuda-T Pymes siempre estamos disponibles para ti y tu negocio.

Está clarísimo a estas alturas que el autónomo está hecho de otra pasta. ¿Cuántas veces al año puede permitirse enfermar? Está complicada la cosa, ya sabes, tú nunca te resfrías o el lumbago no te duele tanto como para dejarte postrado el día entero en la cama. Total, vamos a dejarlo en que eres prácticamente invencible.

Seguro autónomos

Desde esta perspectiva, está claro que un trabajador por cuenta propia presenta una serie de condiciones características de su profesión. Por ello, las compañías aseguradoras ponen a tu disposición un extenso catálogo de servicios que cubren necesidades muy concretas de tu perfil, desde el seguro de responsabilidad civil profesional hasta otro tipo de seguro autónomos que cubren riesgos relacionados con tus trabajadores contratados, ofertas especiales de seguro autónomos que incluyen paro, incapacidad laboral o enfermedad, e incluso seguros de vida, todo en un mismo paquete y mucho más.

Aunque en principio el hecho de estar afiliado al RETA incluye una serie de prestaciones de asistencia médica, por jubilación, maternidad  y demás, la realidad es que existen muchos profesionales autónomos que optan por reforzar su situación de garantía en estos ámbitos a través de la contratación de seguros privados.

La situación es la siguiente. Resulta que las prestaciones laborales que la Seguridad Social cubre a un autónomo son “las mismas” que para un trabajador por cuenta ajena o asalariado. Se ponen a tu disposición las mismas asistencias a excepción del paro y ahora te explico.

Es cierto que ya, en tu cuota de autónomo, pagas para cubrir la prestación por cese de actividad añadiendo un 31’5% a tu base de cotización e incluyéndose en esto tanto la cotización por contingencias comunes, como el derecho a solicitar paro en caso de necesitarlo. ¿Qué ocurre? Pues que en la práctica los requisitos exigidos a la hora de que la solitud sea efectivamente aceptada son muy rigurosos, y algunos profesionales optan por complementar la prestación con una oferta de seguro autónomos privada.

Si quieres saber qué cubre exactamente tu cuota como autónomo, lee este artículo.

Otro de los aspectos que recoge la cuota de autónomo sería todo lo relacionado con la jubilación del trabajador por cuenta propia. Esto también trae cola. Las duras condiciones a las que se enfrenta el autónomo y las dificultades (de todo tipo, pero sobre todo económicas) que ya hacen difícil el hecho de llegar a fin de mes cubriendo costes y ya, si eso, sacando algo de beneficio, tienen como resultado que la gran parte de los autónomos opten por cotizar por la base mínima y que las pagas por jubilación luego no sean muy espléndidas (en torno a los 800 euros de media). ¿Cuál es la posible solución? Aumentar la base de cotización o bien barajar las diferentes opciones que nos presentan los planes de pensiones. Quizás te interese dejar la base al mínimo y contratar un plan de pensión que te garantice una jubilación según tus expectativas, subir un poco tu base y compaginarla con un plan privado… Todo depende de tus necesidades concretas.

Seguro responsabilidad civil autónomos

Este ámbito, lo del seguro de responsabilidad civil profesional, algo ligado totalmente a la naturaleza del autónomo como figura jurídica, queda exento totalmente de las prestaciones que cubre la seguridad social. Pero, personalmente, veo bastante interesante la oferta que algunas aseguradoras presentan, las cuales incluyen en su catálogo de servicios un seguro autónomos relacionado con este aspecto.

Se trata de que siguiendo el procedimiento típico de póliza de seguro autónomos, la aseguradora responde por ti ante posibles indemnizaciones que recaigan sobre tu persona por daños y perjuicios derivados de tu actividad laboral. Muchas de ellas asumen los costos de tu defensa y representación judicial y la gestión de la misma, así como el pago de fianzas que se te impongan judicialmente. Además, algunos seguros de este tipo también se encargan de tramitar las reclamaciones en el caso contrario, es decir, cuando se vean comprometidos tus intereses y derechos como persona jurídica por parte de un tercero.

Seguros laborales

Los seguros laborales, también conocidos por las siglas ILT, (Incapacidad Laboral Temporal), no son más que lo siguiente: haciéndote cargo de una cuota normalmente fija cada mes, en el caso en el que una enfermedad o accidente te impida desarrollar tu actividad cotidiana durante un tiempo determinado, tu aseguradora indemnizará tu situación en el tiempo que te encuentres de baja laboral. El fin de todo esto, obviamente, es cubrir los costes fijos derivados de tu negocio, esos que están ahí independientemente de si trabajas o no.

Analicemos un ejemplo simple de la utilidad de este tipo de seguro autónomo. Imaginemos que tu nivel de facturación mensual oscila en torno a los 4000 euros, y que tus gastos fijos son del 25%. Es decir, tendrás un coste constante al mes de 1000 pavos independientemente de que desarrolles o no tu actividad que tendrás que cubrir aunque no puedas trabajar.

Cuando vayas a seleccionar qué tipo de tarifa te conviene contratar debes tener en cuenta el montante de dinero que necesitarías recibir diariamente para que tu negocio no saliese perjudicado. Por ende, para cubrir costes fijos tendrás que contratar un seguro que te permita percibir en torno a (1000euros / 30 días) los 35 euros diarios, aproximadamente.

Te hablo de esto de forma orientativa, por supuesto cada quien tiene sus recursos y necesidades concretas. Pero desde la perspectiva de contar con cierto colchón ante la incertidumbre de cubrir gastos mensuales y, teniendo en cuenta que tu negocio muy probablemente generará ingresos residuales, ya podremos ir hablando de incluso cubrir tu propio sueldo.

De cualquier forma, de no ser así, otra opción para ti sería barajar la posibilidad de contratar a alguien que desempeñe tu trabajo mientras a ti te sea imposible, seguir con tu nivel de facturación normal y teniendo a tus clientes satisfechos al no interrumpir tu oferta de servicios, con lo que podrías calcular si te interesa y si cubres sus honorarios.

Tipos de seguro autónomos laborales

Existe un factor fundamental mediante el cual diferenciar dos grandes tipos de seguros, los seguros laborales baremados y los no baremados.

Seguros laborales baremados: En el primer caso, un seguro autónomos te garantiza recibir importes de dinero determinados no en función de la duración de tu baja, sino por la causa por la que se ha efectuado, siendo dichas cantidades preestablecidas en el contrato con tu aseguradora.

Seguros laborales no baremados: En el caso contrario, un seguro laboral no baremado generará ingresos en función de los días que dure tu período de enfermedad, accidente o incapacidad laboral.

A continuación analizaremos las ventajas y los contras que presenta cada tipo de seguro:

Seguro autónomos

Seguro autónomos: aspectos relevantes a tener en cuenta

La cuestión es que el mercado de los autónomos se ha convertido en un nicho de elevada importancia para las compañías aseguradoras. Existen un gran número de servicios de seguros diferenciados en los que no me he extendido en el post pero que son conocidos por todos y están relacionados con la actividad de este tipo de profesional autónomo: los seguros de mercancía, seguros de transporte, seguros de vida, seguros médicos.  Lo interesante es que tengas en cuenta que como ocurre en el ámbito de las compañías telefónicas, por ejemplo, el constante surgimiento de nuevas compañías y servicios hace que la concentración del sector aumente generando como resultado paquetes productos más específicos y competitivos. Por lo tanto, no te quedes con la primera oferta que te encuentres. Es interesante que dediques algo de tu tiempo en analizar las diferentes opciones teniendo en cuenta que ahora mismo es muy común que, por parte de las compañías aseguradoras, se ofrezcan paquetes de servicios concretos en los que se incluyen prestaciones tradicionalmente vinculadas a distintos tipos de seguros, orientando sus servicios a las necesidades del perfil autónomo de forma muy específica.

Me refiero a seguros para profesionales autónomos que incluyen, por ejemplo, prestaciones relacionadas con el seguro laboral, indemnizaciones o pagas durante grandes períodos de tiempo en caso de invalidez permanente, seguros de transporte o viajes en el extranjero, asistencia sanitaria para ti y para tu familia de forma más rápida y eficaz que la que recibirías por parte de la seguridad social, seguro responsabilidad civil autónomos, etc.

Otro aspecto relevante que debes tener en cuenta a la hora de plantearte contratar un seguro autónomos o no es que podrás deducirlo fiscalmente en el IRPF, hasta 500 euros anualmente por cada asegurado dado de alta en la póliza (en la que se incluyen tanto el trabajador por cuenta propia, cónyuge e hijos a cargo menores de 25 años que vivan en el mismo domicilio o mayores con dependencia).

Si lo analizamos bien, además de disponer de una cobertura de mayor eficacia y rapidez en algunos de los ámbitos contratados, por ejemplo, un seguro laboral y sanitario privado puede llegar a ser más ventajoso y barato que pretender elevar la cotización en la Seguridad Social para cubrir las mismas contingencias.

El seguro autónomos de vida es deducible, normalmente, en la misma forma y cuantía que se desgravan los seguros sanitarios, siempre que su cobertura sólo ofrezca una cobertura pura, es decir, sólo en torno al fallecimiento de la persona asegurada.

Y antes de terminar, hoy especialmente, me gustaría animarte a que comentaras tus dudas ahí debajo y que comentaras con la comunidad de emprendedores tu experiencia con aseguradoras. Si has contratado alguno de los tipos de seguro que comento anteriormente, cuáles merecen o no la pena, las mejores (y peores) compañías, precios, ofertas que conozcas y demás.

¿Qué mejor que ayudarnos entre nosotros? 😉

Seguro autónomos: todo de lo que debes enterarte
3.3 / 5

1 COMENTARIO

  • Demasiada letra pequeña en los seguros siempre, muy buen vendedor tienes que toparte para que te venda una póliza con total transparencia.

    No obstante, indispensable un seguro de accidentes para todos los autónomos, y el que se lo pueda permitir alguno de ahorro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.