teletrabajo

¿Trabajar desde casa? Conoce el teletrabajo

¿Has oído alguna vez,.. eso de que hay gente que trabajan desde casa?, Si tienes una empresa o eres autónomo, según te lo permita tu actividad podrías llegar a trabajar desde casa tanto tus trabajadores como tú mismo.  Cada día hay más trabajadores y autónomos que se suman a esta práctica, el teletrabajo.

La verdad que no suena nada mal, levantarse e ir directamente a la habitación de al lado, sin tener que trasladarte, ni pasar frío, ni…! se me ocurren mil cosas!

¿Quieres probar y mandar a tus trabajadores a casa?, ¿te gustaría dejar de recorrer km con el coche, andando, bus o metro? En este post te voy a explicar las ventajas, inconvenientes, y lo más importante, ten enseñaré como identificar al trabajador perfecto para probar esta nueva iniciativa, no todos los trabajadores están preparados para trabajar desde casa.

Si necesitas ayuda con el papeleo de tu empresa, Ayuda-T Pymes trabaja de manera telemática, por lo que tampoco tendrás que moverte desde casa 😉

¿Cómo surgió el teletrabajo?

Para conocer sus orígenes, nos tendremos que trasladar hasta los años 70 en los Estados Unidos. Para los más dados en historia, sabrán que por esas fechas el mundo fue sacudido por una grave crisis del petroleo, que hizo necesario controlar el suministro de esta materia prima. El objetivo de intentar ahorrar energía evitando largos desplazamientos y la aparición cada vez con más fuerzas de los ordenadores y el desarrollo de las telecomunicaciones, hizo que muchas empresas empezaran a utilizar este tipo de sistemas de trabajo.

En España se esta empezando a desarrollar, y de hecho, ya hay muchas empresas que lo utilizan como forma de trabajo, aunque aún nos encontremos a años de luz de Estados Unidos. De hecho, la reforma laboral llevada a cabo en 2012 fue la primera norma que regulaba esta nueva técnica de trabajo.

¿Es efectivo verdaderamente?

Las ventajas por el uso de este tipo de técnicas de trabajo son muy variadas y se pueden analizar desde distintos ámbitos. Por un lado, desde el punto de vista de los trabajadores, el uso de esta técnica provoca que los trabajadores estén más motivados y se sientan más satisfechos, lo que desde el punto de vista de la empresa se traduce en una mayor productividad.

Pero ojo, aunque este uso tenga grandes ventajas, también tiene sus inconvenientes. Sobretodo cuando el trabajador no responde de una manera adecuada. Por eso es importante también tener claro, que no todos los trabajadores son adecuados para este tipo de trabajo. De acuerdo con GLOBAL HUMAN CAPITAL GROUP, los cinco atributos básicos que debe de tener un teletrabajador son:

  1. Tener iniciativa, y motivarse sin necesidad de ningún tipo de supervisión.
  2. Auto disciplinados,saben atender las demandas laborales y familiares con madurez personal y profesional.
  3. Personas quesuelan estar por encima de la media
  4. Sepan planificarse y organizarse.
  5. Disfruten trabajando independientemente y con poca interacción social

como elegir a un trabajador

Entonces…..¿Los autónomos también se pueden beneficiar de este tipo de trabajo?

La respuesta es , pero es importante tener claro una serie de aspectos antes de implantarlo.

Lo primero de todo es saber si tu actividad puede acogerse a este tipo de actividad. Hay sectores, como por ejemplo la hostelería o el comercio, que hacen que sea imposible plantear este tipo de técnicas. Pero en cambio hay otros, como el marketing, donde solamente se necesita un ordenador y muchas ganas de trabajar.

Las ventajas por usar este tipo de técnicas son enormes, pudiendo ahorrarte el alquiler de un local (pero cuidado con deducirse los gastos de vivienda).

Me gustaría probarlo con mis trabajadores

Si consideras que te encuadras dentro de algunas de las actividades que pueden acogerse a esta técnica, es recomendable seguir unas breves indicaciones:

1. Programa piloto:

Antes de comenzar ha hacer nada es conveniente primero lanzar un programa piloto, es decir, probarlo con algunos de los trabajadores que consideres adecuados para ver si verdaderamente puede ser efectivo.

2. Seguimiento

No podemos dejar a la deriva el proyecto piloto. Es importante hacer un seguimiento del mismo, y comprobar que verdaderamente los trabajadores y el trabajo están respondiendo de forma satisfactoria.

3. Ajustes y definiciones

En base a los resultados que hemos obtenido en el seguimiento, tenemos que establecer si ha funcionado todo de forma correcta o si por el contrario es necesario llevar a cabo correcciones.

4. Despliegue del proyecto

Por último, una vez que ya lo tenemos todo preparado y estamos convencido del éxito, solo nos quedaría implantarlo en el resto, o bien afianzarlo.

 

 

 

 

 

 

¡¿Qué te parece?!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.